Primera Nacional | ATLANTA

Atlanta, mucho gusto

El Bohemio hizo su presentación en la Primera Nacional con un debut a puro gol. Venció 4-1 a Independiente Rivadavia en Villa Crespo, con tantos de López -2-, Pedrozo y Ochoa.

Publicada: 17/08/2019 15:47:15

Lecturas: 8529

+ Ficha del Partido

Atlanta tuvo un excelente debut en la Primera Nacional. Ante un rival duro y experimentado como Independiente Rivadavia, se impuso en condición de local por goleada 4-1. Luis López por duplicado, Fabricio Pedrozo y Joaquín Ochoa Giménez marcaron los goles.

Atlanta salió dispuesto a hacer su juego en la Primera Nacional. El salto de categoría no alteró las intenciones de Orfila, y se vio un equipo dispuesto a salir jugando de abajo, a priorizar el juego con la pelota al piso y desbordes.

A los 15, Ochoa Giménez intentó un pase profundo, la pelota la cortó un defensor, pero Pedrozo se lo comió, le robó el balón y definió con un derechazo potente que se le escurrió de las manos al arquero . Pero la alegría duró poco, porque a la salida, la visita desbordó por izquierda y lanzó un centro para que Klusener terminara con el récord de Rago y convirtiera el empate.

Difícil es definir si Atlanta se desconcentró después de su gol o si se cayó anímicamente tras el empate, pero en los siguientes minutos, se vio lo más flojo del Bohemio: pases errados, salidas fallidas, pocas llegadas y mucho nervios.

Pero se recuperó con su estilo: desborde por izquierda, un centro rechazado, y en la revancha, Luis López primereó para poner el 2-1. La Lepra fue a buscar nuevamente rápido el empate, pero se chocó con la polémica de la tarde.

Un error defensivo le sirvió el gol a Klusener, pero definió mal, al cuerpo de Coronel. La pelota dio en la mano, pero estaba muy cerca como para moverse y no estaba alejada del cuerpo. Todo a consideración del árbitro, que la entendió casual. En la contra, Pedrozo desbordó, metió el centro, y López clavó el 3-1.

Fue un gol anímico para Atlanta, que en el segundo tiempo se dedicó a tratar de tener la pelota y dejar pasar los minutos. La visita fue, pero no pudo vencer a un Rago que volvió a responder con autoridad. Y cuando moría el partido, Ochoa Giménez hizo una muy buena jugada personal, y definió colocando la pelota en el ángulo superior derecho del arquero. Golazo.

Fue final y triunfo importante para Atlanta, que no sólo arranca con el pie derecho, sino con una goleada. El punto negativo es la pérdida del récord de Rago, pero si se mantienen sus actuaciones y el peso ofensivo, el Bohemio puede estar tranquilo.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas