Primera Nacional | ATLANTA

Sigue en pie

Luego de dos encuentros sin ganar, el Bohemio sacó pecho en casa y superó por 2-1 a Guillermo Brown. Fabricio Pedrozo y Herner en contra, los goles para los de Orfila.

Publicada: 21/09/2019 18:13:39

Lecturas: 10817

Atlanta recibió en casa a Guillermo Brown de Puerto Madryn buscando volver a encontrarse con la victoria tras dos juegos sin ganar. En un partido con la insólita marca de más goles marcados en contra que a favor, el Bohemio se impuso por 2-1 gracias al tanto de Fabricio Pedrozo y Diego Herner, en su propio arco. Ahora Villa Crespo marcha segundo en la tabla de posiciones.

Si bien no se puede decir que haya sido una victoria difícil para Atlanta, tampoco sería justo decir que no la trabajó. Es que Brown no le planteó una agresividad importante ni mucha sorpresa en ataque. Tampoco le ahogó la creatividad en el mediocampo, pero al Bohemio, sin embargo, no le sobró nada y no pudo cerrar un partido que, de haber podido liquidar antes, no hubiera sufrido.

En el comienzo, se jugaba parejo, con las excursiones de Mazzantti como principal eje ofensivo de un Atlanta que dominaba la pelota, pero no llegaba con claridad. Poco a poco se fue acercando hasta que, en un desborde del ex Tigre, llegó un centro cruzado. Tras una serie de rebotes, Fabricio Pedrozo tomó el balón, se tomó un segundo y ubicó el disparo lejos de los defensores y el arquero visitante.

Pero parece que el Bohemio no puede disfrutar los goles de Pedrozo, porque al igual que ante Independiente Rivadavia, al minuto se lo igualaron. Bonetto atacó por derecha, lanzó un centro para Acosta, Rago lo interceptó, pero le rebotó a Nicolás Caro Torres para meterse mansita al fondo de la red.

El local sintió el golpe, pero no dejó de buscar. Siguió atacando y encontró su recompensa. Flores, Valdez Chamorro y Mazzantti combinaron, y el centro atrás encontró a un Diego Herner que, en su afán por despejar, la empujó a su propio arco. El resultado se asemejaba mucho más a lo visto en cancha al cierre del primer tiempo.

En el complemento, todo fue una gran meseta. Atlanta no coordinó bien en ataque, no pudo aprovechar la enorme entrega de Luis López para liquidar el partido y terminó sufriendo. No porque Brown llegara con riesgo, aunque alguna que otra tuvo, sino porque quedaba latente la sensación de que, si los patagónicos habían logrado marcar sin patear al arco, no había nada asegurado.

Pero los minutos pasaron y terminó el encuentro con victoria para el Bohemio, que vuelve a sumar de a tres y se acomoda como escolta del imparable Estudiantes, a la espera de lo que pase con Estudiantes de Río Cuarto, el único que puede arrebatarle el puesto a los de Villa Crespo.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas