Primera C | CAÑUELAS F.C

Ningún cuento chino

Esteban García, exvolante de Cañuelas, dejó su carrera futbolística para desenvolverse como entrenador en China. El técnico eligió Solo Ascenso para contar su historia.

Publicada: 23/08/2019 10:22:31

Lecturas: 1677

Si hubo un retiro exótico en la pasada temporada del ascenso, sin duda fue el de Esteban García en Cañuelas. Es que el volante, con una trayectoria grande sobre su espalda (Quilmes, Rafaela, Estudiantes de Río Cuarto, entre otros) colgó los botines a sus 34 años para emprender un viaje y probar suerte en China como entrenador del equipo competitivo en la escuela secundaria Yinchuan High School, provincia de Ningxia, al otro lado del mundo.

A 19.000 kilómetros de distancia, la Garza habló en exclusiva con Solo Ascenso y contó cómo vive su aventura en el continente asiático.

SA- ¿Cómo llega una oferta de trabajo tan exótica, que no solo te obligó a colgar los botines sino a hacer un cambio de cultura enorme?

EG- Si, es real lo que decís y muy cierto. Es un cambio rotundo, importante en mi vida porque tuve que dejar de jugar al futbol para seguir en este deporte, pero del otro lado de la línea. Fue una decisión fácil y difícil. Fácil porque lo económico era más importante de lo que venia ganando en el futbol, y ya con una familia formada, tomé la decisión por ese lado. La oferta llega por mi representante Walter Soria que me dio una mano grande y Fernando Lin que nos hizo el contacto en China.

SA- ¿Cómo fue el recibimiento chino? ¿Cuál es la experiencia que estás teniendo?

EG- Me han recibido muy bien el director Huang Jianming y el vicedirector Xin Xiaming junto a los profesores de deporte de la escuela me han esperado con flores, me llevaron a cenar y al día siguiente me mostraron todas las instalaciones del colegio. Es un colegio grande con 4.000 chicos, conocí a mi grupo que son 50. Fue todo muy loco, es un cambio de cultura enorme, pero son muy educados y amables. Uno sin la familia tiene esa sensación de soledad, pero el trato que te dan lo hace más llevadero y me han hecho sentir muy bien. Es una muy linda experiencia.

SA- Por último, ¿cómo es el día a día de un DT argentino en China? ¿Cuesta acostumbrarse al idioma?

EG- No es fácil por el idioma, cuesta explicar los trabajos. Tengo traductora, pero hace 5 años no hablaba español, lógicamente le costó agarrar mi ritmo y explicar como yo quería algunos conceptos del futbol. En ese sentido me ha costado un poco adaptarme tanto ella a mi como yo a ella, de igual manera los jugadores adaptarse a mis pensamientos e ideas. Pero después de un mes la experiencia mejoró mucho, hemos salido campeones y empezamos a manejarnos a otro ritmo. El idioma complica la comunicación, pero también me hace crecer, estoy estudiando ingles y en mi tiempo libre, chino. Tenemos un grupo importante de jugadores donde se ha metido la marca Kelme a auspiciarme y me ha dado mucha cantidad de indumentaria para ser más prolijo y profesional. Estoy disfrutando el momento, es una experiencia única y el destino deparara como seguirá el futuro.




Jonathan Argañaraz

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas