Primera Nacional | NUEVA CHICAGO

“Es como volver a debutar”

Ya con el alta médica, Arnaldo González sueña con su regreso a las canchas y concentrará para enfrentar a Belgrano en Córdoba. “Estoy con muchas ganas”, admitió el Pitu.

Publicada: 31/10/2019 20:49:10

Lecturas: 5914

En medio de un crudo momento, en el que Chicago no logra levantar cabeza después de 10 fechas, en las últimas horas surgió una noticia que despertó mucha ilusión. ¿Por qué? Porque Arnaldo González, el mejor jugador del Torito la última temporada, recibió el alta médica y está a disposición de Rodolfo De Paoli.

Ya dejó atrás aquella tarde en Adrogué donde la rotura de ligamentos cruzados de su rodilla derecha arruinó sus sueños y los de un equipo en el que era el líder futbolístico. Hoy, ya con otro panorama y un presente que lo necesita más que nunca, él sueña con volver y este sábado podría ser el día. Y el Pitu charló en exclusiva con Solo Ascenso sobre ello.

- Pasó la lesión, la rehabilitación, el alta médico… ¿Cómo viviste todo este tiempo?

- Fue duro, una lesión de estas que te dejan seis o siete meses fuera de las canchas se hace duro, pero por suerte pasó rápido. Tuve una recuperación buena, en el medio tuve algún inconveniente muscular y no podía entrenar con normalidad.

Hace un mes que vengo entrenando con el grupo y aparte por la tarde. La recuperación fue buena. Contento que me hayan dado el alta, los estudios hayan dado bien y ya estar a la par de los compañeros.

- Se dio en una época cuando el torneo se definía, con una pretemporada en el medio y el inicio de campeonato en un futuro próximo, ¿cómo te tomó desde lo anímico para nunca bajar los brazos?

- Estábamos peleando el torneo, si bien teníamos chances al finalizar los partidos no se dieron los resultados que nosotros queríamos y no se dio el ascenso directo. Quedaba el Reducido y al lesionarme fue duro, los chicos también lo sintieron porque había jugado todos los partidos, era pieza clave en la ofensiva y fue duro.

La pretemporada y un nuevo torneo, y al no poder entrenar y saber que tenía seis meses la verdad que fue duro, pero en el club me hicieron sentir muy bien, siempre estuve acompañado, la familia también ayudó mucho y pasó rápido. Ya me dieron el alta y estoy a disposición del técnico.

- El viernes viajás a Córdoba, te toca concentrar y, quizás en una de esas hasta poder entrar, ¿te motiva el hecho de poder volver a jugar?

- Sí, la verdad que sí porque fueron seis meses largos y es como volver a debutar. Al no lesionarme nunca, jugar 10 años seguidos y nunca una lesión, nada, es cómo volver a debutar. Estoy muy ansioso, con muchas ganas.

Ojalá que el equipo no me necesite y vayamos ganando tranquilos para no entrar, pero las ganas están de al menos entrar 10 o 20 minutos.

- Al no haber podido jugar, ni aportar desde afuera, y con el equipo sin ganar, último en la tabla, ¿cómo ves este presente?

- Es complicado, siempre digo que desde afuera se sufre más y desde adentro no pensás si te va mal o bien, pensás solamente en tratar de ganar y que al equipo le vaya bien. Es muy duro verlo desde afuera y más sabiendo que no podés ayudar al equipo. No estamos pasando un buen momento, si bien hubo partidos que merecimos ganar como Atlanta, Estudiantes de Río Cuarto o Platense mismo, tuvimos varios partidos que pudimos haber ganado, pero pienso que en cuanto metamos un resultado positivo, la racha cambie.

Hay buenos jugadores, un buen grupo y en cuanto ganemos un partido, se van a soltar más los chicos y los resultados van a empezar a llegar.

- Tu vuelta al trabajo a la par de tus compañeros coincidió también con la llegada de De Paoli, ¿pudiste charlar con él sobre tu vuelta y lo que pretende de vos?

- Sí, hemos charlado algunas veces. Lo que pretende de mí es obviamente en ofensiva, que lleve el equipo hacia delante y yo tengo que estar al 100 para responderle. Después con las urgencias que teníamos, de mantener el arco en cero, tratar de convertir un gol o buscar un resultado que nos haga ganar un partido y traernos los tres puntos de cualquier cancha, tenía la urgencia de armar una línea de cinco y por ahí no atacábamos mucho.

Es un técnico muy trabajador, tiene una idea muy buena pero no la puede plasmar en la cancha por las urgencias que tenemos de sacar un resultado positivo. Trabaja muy bien, ojalá el resultado llegue pronto así jugamos un poco más sueltos y se empiecen a conseguir los resultados.

- En estas fechas que ya pasaron, faltó un Arnaldo González que se haga cargo del equipo, de la creación de juego, ¿cómo lo viste desde afuera? Imagino tus ganas de estar adentro y ayudar…

- Quizá la bronca de no poder ayudar al equipo, pero sé que cuando me toque jugar no lo voy a hacer de la misma manera que el año pasado o cuando no me pasó lo de la lesión. Me va a costar un poco y me tengo que poner bien rápido para poder ayudar al equipo.

Tenemos grandes jugadores; Viola es un gran jugador, por algo jugó donde jugó, no tenemos suerte con Araujo que tiene un problema que se desgarra seguido, y esos jugadores son claves, Asenjo es un gran jugador también, Horacio Martínez. Tenemos varios jugadores que son buenos, pero las lesiones tampoco nos ayudaron y se ve reflejado en la cancha.

De a poquito nos vamos a ir encontrando, ya está pasando casi medio torneo y nos tenemos que despertar pronto porque ya termina dentro de cinco fechas y tenemos que sumar puntos lo más rápido posible.

- Y para cerrar, la gente de Chicago te esperó todo este tiempo con los brazos abiertos y se ilusiona con volver a verte. Tenés el espacio para dedicarles unas palabras…

- Agradecerle el cariño, el apoyo que me dieron estos meses. Los partidos que jugamos de local iba a mirarlo a la platea y la gente siempre con buena onda, tirando cosas positivas para que vuelva de la mejor manera.

Solo agradecerles y que me tengan un poquito de paciencia cuando me toque volver a jugar porque tengo que agarrar ritmo, pero que se queden tranquilos que las ganas de salir de este momento son máximas así que ojalá podamos ganar el sábado.

Federico Meza

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas