Primera Nacional | ALMAGRO

“La gente se muere en sus casas”

Ariel Chaves, ex jugador de Almagro, juega en Ecuador y contó como es el día a día en ese país a causa del coronavirus. “No alcanzan los medicamentos y las camillas”, dijo.

Publicada: 08/04/2020 21:42:02

Lecturas: 1361

El presente tiene al mundo encerrado en sus casas por el virus originado en China, que ya causó la muerte de casi 90 mil personas. La cuarentena total llegó a casi todos los países del mundo.

En Sudamérica, los principales focos de contagio son Brasil y Ecuador. Ariel Chaves, exjugador de Almagro, habló con en el medio partidario El Show de Almagro y cómo se vive en Ecuador, país donde juega actualmente.

“Estoy bien acá. Esta difícil la situación y hay que hacer las cosas que el gobierno dice y estar tranquilos. Estamos en cuarentena sin fecha límite. Acá arrancamos hace 20 días. Ni bien salió lo del Coronavirus se pensó en parar el futbol, justo estábamos en una fecha y se jugaron tres o cuatro partidos de la fecha y el domingo se suspendió el fútbol. Por el momento está complicado que vuelva la actividad. Hay barrios muy humildes que las personas no tienen la posibilidad de ir a un hospital, no alcanzan los medicamentos y camillas. La gente se muere en sus casas. Uno no confía en los números que dice el gobierno pero es lo que se escucha. En Ecuador no sabes hasta cuándo tendremos la cuarentena, pero estimo que hasta junio o julio el fútbol no va a volver. Pienso que hay que barajar y empezar de nuevo en los torneos”, afirmó.

En paralelo a estas noticias, uno de los problemas que conllevan al parate de la actividad es que muchos clubes no poseen los ingresos habituales y, por consecuencia, manifestaron algunos dirigentes la posibilidad de reducir el sueldo de los jugadores.

“Acá es algo similar a lo que sucede en Argentina. Hay muchos jugadores con experiencia que pudieron hacer su economía, pero también hay chicos que recién están saliendo y a veces se les complica y no tienen un sueldo grande. Con los más grandes estamos en comunicación constantemente para ayudar a los compañeros que lo necesitan. Por el momento no se habló de nada de reducción de sueldo”, sostuvo el Pela.

Otro de los temas principales, en cuanto al físico, es su mantenimiento y que, cuando se reanude el futbol, no se sienta la falta del entrenamiento. “Nosotros tenemos una rutina para cada día y dos o tres veces tenemos video llamada con el cuerpo técnico que nos muestra videos. Estamos constantemente en contacto. En los videos nos muestran trabajos tácticos, pero en casa hacemos físico. Ellos, por el cuerpo técnico, no quieren que perdamos masa muscular”, aseveró.

Chaves llegó en el 2018 y contó que los primeros meses sufrió el tema de la altura y de la comida, pero con el correr de los días se adaptó y hasta observó un cambio en el juego de la liga y en el personal.

“Guayaquil es una ciudad tranquila, con Quito, serían las ciudades más lindas de Ecuador. La vida es tranquila. Los primeros seis meses la altura la sufrí mucho, te ahogas, el aire no ingresa, y acá los morochos son muy fuertes. Acá tenés de todos, muy físico y muchos jugadores de técnica. Varios entrenadores tienen buenas propuestas de juego. Hay muchos extranjeros con el objetivo de ponerles un orden a los equipos y educar a los más chicos, como futuro”, analizó.

Previo a su paso por el exterior, tuvo una experiencia en la Primera División de Argentina. Su gran presente en Almagro, donde estuvo a un partido de ascender, hizo que Colón de Santa Fe depositara sus ojos en él, pero su paso por el Sabalero no fue el mejor.

“En Colon me costó muchísimo, llegue en agosto cuando el plantel ya tenía la pretemporada realizada y la tuve que hacer solo. Después tuve varias lesiones. Fue un paso que terminó con bronca porque no pude tener continuidad y mostrarme. Espero volver a Argentina y jugar en un equipo de Primera”, afirmó.

Al estar en Ecuador, ver la liga Argentina se complica más de la cuenta y cuando tiene tiempo lo utiliza para enganchar algún encuentro pero prioriza estar actualizado con el club que jugó desde chico y donde hizo sus primeras armas.

“El día a día de Almagro no puedo, pero si veo algunos partidos cuando tengo un tiempo. Cuando llego al club o cuando paso por la puerta recuerdo las experiencias lindas que viví. Me hubiera gustado irme dejando a Almagro en Primera División. Me fui con la cabeza en alta porque dejamos todo con los chicos. Hicimos una gran campaña y nos faltó un poquito de suerte y convicción. El partido en Madryn lo podríamos haber ganado”, finalizó el volante.

Ariel Pagano

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas