Primera Nacional | ATLANTA

En un partido chato, el Lila y el Bohemio repartieron puntos

En condición de visitante, y sin algunos jugadores importantes, el debut de Mauricio Giganti no pasó del cero frente a Sacachispas. Martín García se fue expulsado.

Publicada: 27/06/2022 17:35:23

Lecturas: 1518

+ Ficha del Partido

En el debut de Mauricio Giganti al frente del Bohemio, el equipo de Villa Crespo no pudo pasar del cero frente a Sacachispas y sumó una unidad. Aunque no es un gran resultado, sirve como punto de partida, y a la vez le pone un freno a la racha de tres derrotas consecutivas que hiló el equipo. Martín García se fue expulsado en el primer tiempo.

La primera novedad que mostró el Atlanta de Giganti fue el retroceso de los extremos: tanto Berterame como Bisanz daban una mano en la defensa, por lo que el 4-3-3 que plantó de entrada se transformaba en 4-5-1 en defensa. Además, la aparición de Martín García como lateral por izquierda también resultó una variante interesante en una posición por la que pasaron ya cuatro jugadores distintos, sin que ninguno se asentara definitivamente. De todos modos, duró poco.

En el comienzo, Sacachispas pareció salir mejor, pero rápidamente el Bohemio tuvo una clara con un cabezazo de Dramisino y a partir de allí se asentó. El equipo de Giganti comenzó a llegar con distintas variantes, sin brillar, pero generando con tiros desde afuera, desbordes y centros cruzados. Incluso llegó al gol, pero el juez lo anuló porque presuntamente el centro de Bisanz había salido del campo, y podría haber tenido un penal si Ceballo hubiera visto como intentaban robarle la camiseta a Donato en un corner. El Lila, por su parte, intentaba con menos claridad, pero en un mal cálculo de Colombo, Bodencer quedó mano a mano, definió por encima de Rago y su disparo se fue alto.

Cuando se acercaba el final de la primera etapa, Martín García se fue expulsado. El defensor quiso puntear una pelota que le quedó atrás y su zurdazo se clavó en la cadera de su marcador. Aunque no había intención, el juez no dudó en mostrar la roja. El debut a Giganti se le hacía cuesta arriba al Bohemio, que había hecho una buena primera etapa, en la que podría haberse ido en ventaja.

En el complemento, el DT confió en Molina para jugar a perfil cambiado como lateral por izquierda, quien entró en reemplazo de Patricio Pérez. Atlanta quedó entonces con un 4-2-3 en ofensiva, y un 4-4-1 en defensa. Pero todo era de Saca, por lo que Giganti buscó aire en el banco y puso a Marcioni por el voluntarioso Berterame y Klusener por un errático Donato.

Recién sobre los 34 Atlanta volvió a pisar el área rival, pero lo hizo con serio peligro: primero, Marcioni centró y Bisanz, de zurda, reventó el travesaño. Del rebote, Carrasco lanzó un centro y Klusener cabeceó de pique al suelo, pero Atamañuk se estiró y la sacó al corner. Fue lo último de peligro que hubo en un partido chato y al que ninguno de los dos le pudo encontrar la vuelta.

Mirando el bosque, un punto ante Sacachispas no es un buen resultado para el Bohemio, que está urgido de ganar, pero si se observa el encuentro puntual, y se tiene en cuenta que faltaron jugadores importantes, jugó con uno menos durante más de un tiempo y que el DT tiene menos de una semana con el plantel, tampoco es un mal comienzo. Será clave hacer un buen partido el próximo domingo, cuando a las 17 reciba a Instituto, en duelo que para nada será sencillo.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas