Primera Nacional | Gimnasia (Mendoza) | Deportivo Morón

El Lobo mendocino aulló fuerte y se impuso ante el Gallo

En tierras cuyanas, el Mensana venció 2-1 a Morón con goles de Recalde y Silba. Olivares había empatado para el conjunto de Nardozza, que sufrió la expulsión de Ferreira.

Publicada: 20/05/2024 00:12:35

Lecturas: 1330

Este domingo, por la fecha 16 de la Zona B del Campeonato Carlos Timoteo Griguol, Gimnasia de Mendoza derrotó 2-1 a Deportivo Morón en el Estadio Víctor Legrotaglie. Con este resultado, el dueño de casa recuperó la sonrisa luego de tres derrotas en fila (con eliminación en Copa Argentina incluida), mientras que el elenco visitante llegó a su quinto duelo sin ganar en dicha condición.

El Pituco fue superior al Gallo, que fue a Mendoza a esperar. El local mostró convicción, buen juego y aportó temperamento. Desde lo táctico, hubo rendimientos altos: Ignacio Antonio y Fermín Antonini fueron constantes a la hora de apretar y recuperar.

Lo mejor pasó por los pies de Jeremías Puch y Leandro Ciccolini, quienes gestaron el primer gol del encuentro. Luego de una buena sesión de pases, Juan Martín Rojas tapó un remate de Luis Silba, y en el rebote apareció Matías Recalde para fusilar al arquero a los 20 minutos. El equipo de Fabián Nardozza sólo atinó a buscar a Juan Manuel Olivares, y contó con algunas esporádicas apariciones de Ezequiel Rescaldani.

En el complemento, la visita tuvo 10 minutos donde se animó y llegó el gol de Olivares, en el minuto 54, tras la habilitación de Nicolás Henry. Sin embargo, el partido tuvo un quiebre: a los 67’, el cuadro del oeste se quedó con un jugador menos debido a la expulsión de Pablo Ferreira por doble amarilla.

A partir de ahí, el conjunto encabezado por Darío Alaniz fue con mucha actitud, aunque no podía concretar las situaciones que fue generando. Pero tanto fue que, en un gran centro de Recalde, apareció Luis Silba para desviar la pelota y decretar el 2-1. Lo del árbitro Javier Delbarba párrafo aparte, que no cobró dos penales para los mendocinos.

De esta manera, el Lobo escaló posiciones en la tabla y se ubica en el puesto 11 con 20 unidades, superando así a su rival de turno por un punto; en la jornada siguiente visitará a Temperley. Por otro lado, al Gallito se le empeoró su panorama y acumuló su tercera presentación sin sumar de a tres; la prueba de fuego será el fin de semana que viene, en el clásico frente a Nueva Chicago como local.

Diego Fernández

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas