Primera B | SAN MIGUEL

“Maradona hizo feliz a mi viejo y yo me quedo con eso”

El defensor Gonzalo García sufrió la muerte de Diego como si fuera la de un familiar muy cercano. “Maradona representa mucho para mí y para mi familia”, manifestó.

Publicada: 01/12/2020 10:32:23

Lecturas: 1916

Dicen que la infancia marca la vida de las personas. La de Gonzalo García estuvo marcada por la presencia de Diego Armando Maradona. El jugador con pasado en Racing y en las Selecciones Juveniles de Argentina inició su camino en el fútbol en Racing de Villa del Parque, donde también jugaban los sobrinos de Diego.

“Maradona representa mucho para mí y para mi familia. Yo viví los últimos años de él como jugador, su familia y la mía compartieron situaciones que marcaron mi infancia y que fueron lo más lindo de mi vida. Maradona revolucionaba un club cuando venía. Cuando había jornada de fútbol, venían Don Diego y Doña Tota a vernos. Cuando terminábamos de jugar, Don Diego se ponía el delantal y se ponía a hacer las hamburguesas. De repente caía el Diego y se quedaba a comer con nosotros. A fin de año, te caía en la entrega de los trofeos y te daba la copa y después se ponía a bailar con todos”, contó Gonzalo en una charla exclusiva con Solo Ascenso.


La noticia lo tomó por sorpresa, al igual que al resto del mundo. Recién llegado a su casa tras volver de entrenar, vio en la televisión que “Diego esta vez no resistió”, como sostuvo el periodista Federico Bueno.

“Yo siempre le dejo la tele prendida a mi perrita cuando me voy para que no se sienta sola y no me extrañe. Cuando miré la tele, no querían confirmar la información. A la media hora lo confirmaron y me puse a llorar. Llamé a dos amigos, que saben que soy enfermo de Maradona, y no pude hablarles y me largué a llorar desconsoladamente. Le comenté esto a mi novia y ella me decía que no podía llorar tanto por Maradona, yo le dije que no entendía nada. Ella no sabe la pasión que podemos sentir por el fútbol”, expresó el actual jugador de San Miguel.

La vida de Maradona se entrelaza en los sentimientos familiares de todos los argentinos y los fieles de Diego, porque el mejor jugador de todos los tiempos rompe todas las fronteras y nacionalidades, como quedó demostrado en los homenajes realizados en todo el mundo. Para Gonzalo, la muerte le trajo nuevamente a la cabeza a su padre, a quien perdió cuando tenía 13 años de edad.

La muerte de Diego me hizo acordar mucho a la de mi viejo. En un lapso corto, mi viejo se fue deteriorando y se murió. Yo con Diego noté lo mismo. Yo soy muy amigo de Jony, el sobrino. Yo me imaginaba que él no estaba bien en los últimos meses. Yo le comenté a mi novia que olfateaba algo raro, tenía un mal presentimiento. Nunca pensé que iba a llegar este día. Vivió tantas cosas en su vida, siempre al límite y pensé que de esta salía porque era un superhéroe. Maradona hizo feliz a mi viejo y yo me quedo con lo que le generó a mi papá. En situaciones en las que el país venía vapuleado, el fútbol era lo único que generaba una sonrisa en la gente. ¿Cómo no voy a adorar a un tipo que le sacó una sonrisa a mi familia? Ese tipo se merece el cielo. Fue y es la persona más importante de nuestro país, más que un prócer y más que un santo, mirá lo que te digo. Fue un tipo que te rompía los esquemas cuando lo tenías presente”, sostuvo.


Entre las tantas anécdotas que vivió de chico con Maradona, hubo una noche que Gonzalo no se juntó con los chicos del club y casualmente fueron a cenar a la casa de Diego.

“Antes se acostumbraba mucho quedarse a dormir en la casa de un compañero el viernes a la noche y el sábado nos levantábamos todos juntos para ir a jugar. Me acuerdo que un día no pude ir y esa misma noche fueron a Segurola y La Habana a comer. Como no fui, Diego me firmó un poster que lo tengo guardado. Me quedé con la bronca de no haber podido ir, pero después tuve varios encuentros más. Tengo una foto de él alanzándome y es una de las fotos que más quiero”, indicó.


El jueves pasado, una multitud se acercó a la Casa Rosada para darle el último adiós al Pelusa. Gonzalo fue una de las tantas personas que soportó varias horas de cola y que lamentablemente no pudo ingresar.

“Cuando estaba cerca, pasó todo el desborde. A mí las despedidas no me gustan. Me costó mucho entrar al velatorio de mi viejo, prefiero quedarme con los recuerdos más lindos. Me genera mucha tristeza entrar a un cementerio o a un velatorio. Para mí se tiene que cambiar esa costumbre de despedir a la persona con tristeza, prefiero recordarlo con alegría como hacen en otros lugares. Cuando veo un video de Diego que no había visto, me sale el llanto inmediato”, aseveró.

En 2005, Diego realizó el programa La Noche del Diez. En uno de los tantos videos que se viralizó en estos último días, está una entrevista que se hace él mismo en la que expresa que le diría a Maradona cuando muera. “Gracias por haber jugado al fútbol, porque es el deporte que me dio más alegría y más libertades. Gracias a la pelota”, relató el campeón del mundo. Si un día visita el cementerio, Gonzalo también le daría las gracias.

“Le agradecería a Diego lo que generó en mí. Me dio ganas de ser jugador profesional, de luchar contra las adversidades como cuando no te toca jugar. Este loco había dejado de jugar y se fue a preparar solo a un campo en La Pampa. El tipo te hacía sentir el mejor del mundo cuando vos sabías que quizás sos limitado. Le agradezco por sacarme una sonrisa y haberme hecho vivir la mejor infancia, que no me la va a borrar nadie. Le agradezco a Racing y a la Selección, que por haber estado ahí pude conocerlo mejor”, concluyó Gonzalo.

Giuliano Candoni

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas