Primera Nacional | TEMPERLEY

Un grito de corazón: a 28 años de la vuelta tras la quiebra

Este 24 de julio, se celebra el Día Internacional del Hincha de Temperley. El recuerdo del peor momento en la historia y un festejo obligado para nunca olvidar lo que pasó.

Publicada: 24/07/2021 13:16:45

Lecturas: 1388

Dicen que tocar fondo, estar vacíos y padecer la más pura de las tragedias, funciona en muchos casos como el primer paso para no volver a caer; para nunca más pasar por lo mismo. Y aunque se pagó un costo muy alto, Temperley fue parte de una guerra larga con enemigos tanto de adentro como afuera y muchos años de desidia, lo que sucedió en aquel inolvidable mayo de 1991, no podrá borrarse jamás.

Ni siquiera en la historia grande del fútbol nacional; ni a Ferro, ni a Racing, ni al mismísimo Mandiyú de Corrientes. Como perfectos conejos de indias, intentaron arrebatarnos la historia, fundir al pasado, borrar el presente y alterar un futuro que siempre puede ser mejor. Porque no era solo patear una pelota, dejar de nadar y olvidarse del vermut en el viejo buffet. Se trataba de asesinar (o por lo menos intentarlo) un sentimiento, extirpar una pasión o romper con una familia.



No lo lograron, la puerta se abrió y la faja desapareció. Y nuevamente un 24 de julio de 1993, tres años después, ese Alfredo Beranger herido volvió a gritar, volvió sentir. No estaba muerto, mucho menos vencido. Con un gol de Walter Céspedes, frente a Tristán Suarez, un viejo conocido del ascenso, la historia inevitablemente siguió su curso. Entonces, como si todo hubiera estado coordinado, que mejor fecha para darnos cuenta lo que somos, tenemos y debemos cuidar.

Típico de tanta injustica, vuelto de un mundo que muchas veces no entiende, es el turno de festejar. No solo por los ascensos, las permanencias, la impresionante vida social o ser quizás una entidad modelo. Llegada esta época, cada invierno de acá a la eternidad, tenemos que darnos cuenta que sin un club abierto, ni nosotros, ni nada podría haber sido igual. Feliz día del hincha, feliz día, Temperley.

LA HISTÓRICA VUELTA DE TEMPERLEY:



Iñaki Marcó

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas