Primera B | TEMPERLEY

Con más coraje que fútbol

Luego de un primer tiempo para el olvido en el que Tristán Suárez empezó ganando 1 a 0 con gol de Barrionuevo, el equipo de Biggeri reaccionó y lo ganó 2 a 1 con tantos de Quiñónez.

Publicada: 25/03/2013 12:28:42

Lecturas: 457

Desde el minuto cero ya se vislumbraba un partido -al menos- raro. Porque de local en el estadio Alfredo Beranger, el director técnico de Temperley, Aníbal Biggeri, planteó un esquema 4-4-1-1 que mantuvo durante todo el primer tiempo con resultado negativo. De esta manera, a los 41 llegó el primer gol del encuentro. Y fue para Tristán Suárez que a través de una mala resolución en la defensa de Andrés Manzanares, le quedó la pelota a Federico Barrionuevo, que remató fuerte y cruzado y marcó el 1 a 0 transitorio. Anteriormente el Lechero ya había creado tres jugadas de gol, por intermedio de Santiago Bianchi, Jorge Torres y Eduardo Méndes.

"Después de un primer tiempo muy malo, en el que el equipo no encontró el rumbo, en el segundo intentamos jugar lo que pregonamos y ganamos el partido justamente", fue el resumen hecho por Biggeri. "No creo que el equipo fue largo, Tristán nos superó en la segunda pelota, en los pelotazos frontales, en las pelotas aéreas", agregó.

En el análisis, el DT fue muy autocrítico correspondiente a lo que pasó. Esos primeros 45 fueron para el olvido y hasta preocupante, si se quiere pensar en el Reducido. Sin embargo la actitud mostrada en el complemento fue diferente. Actitud reflejada en los cambios y el planteo táctico, que fue más ofensivo.

Pasaron siete minutos y Gastón Aguirre tuvo dos cabezazos que casi fueron los del empate. El coraje de Temperley hizo que se fuera a buscar el partido incesantemente, a veces con toques por el césped y otras con centros. Esto le permitió en dos oportunidades al equipo de Eduardo Pizzo a que en algún contraataque sentencie el resultado. Cosa que no ocurrió porque primero se lo perdió Bianchi y luego Sebastiån Pérez.

Después de tanto arremeter contra el arco defendido por Iván Brun, a los 24, tras un excelente centro de Manzanares desde la derecha, llegó como un delantero Cristian Quiñónez, quien cabeceó de manera formidable al palo izquierdo y pusó el partido 1 a 1.

Desde ese momento hasta los 42 no ocurrió ninguna trascendencia, ni de un lado ni del otro. En entonces que en ese minuto otra vez Quiñónez marcó un gol Gasolero. Esta vez fue con el pie e "infló" la red, luego de un buen pase de Nahuel Pansardi.

"Cambiamos la mentalidad. Se puso un delantero más e intentamos jugar más. Y cuando las cosas van, el ánimo resulta y te sentis más confiado", declaró ante la prensa el autor de los dos goles que le dieron la victoria al Gasolero.

Con respecto a para qué están de aquí en más, Quiñonez es positivo pero a la vez realista, sabe en qué condiciones están en la tabla y en la lucha por llegar al Reducido: "Prefiero salvarme del descenso. Supe lo que es pelearlo y acá lo trato de transmitir. No es casualidad que juguemos mal el primer tiempo, no es que seamos malos. El descenso es muy dificil jugarlo".

Gustavo Rodríguez

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas