Primera B | ATLANTA

“Esto es un sueño cumplido”

Nicolás Previtali, uno de los valores de inferiores, habló en exclusiva con Solo Ascenso tras llegar a la B Nacional. “No encuentro diferencia entre un hincha y yo”, afirmó.

Publicada: 08/05/2019 11:36:54

Lecturas: 947

Atlanta llegó a la Primera B Nacional el lunes pasado, cuando Acassuso cayó con Almirante y aseguró una diferencia de 9 puntos con 6 en juego. Pasados dos días del logro, Nicolás Previtali, uno de los jugadores de inferiores que logró hacerse con el ascenso, dialogó en exclusiva con Solo Ascenso sobre las sensaciones de llegar desde chico y lograr lo que tantos años esperaba Villa Crespo.

“Sabíamos que el partido lo teníamos que ver juntos, sentíamos que Almirante podía darnos una mano y así fue. Nos juntamos y vivir ese momento todos unidos fue algo único. El gol lo gritamos como si fuera nuestro y a partir de ahí no pudimos parar cantar”, relató sobre la juntada de futbolistas para ver el duelo clave.

El Turco, admitió: “Realmente no sé si éramos consientes aún de lo que estaba pasando, era todo alegría y felicidad absoluta”. Y agregó: “En lo personal, te puedo decir que hoy, pasados dos días, no caigo de lo que me está tocando vivir. Estar tantos años en el club y hoy lograr esto es un sueño cumplido”.

El volante central se remontó a la noche del lunes y a los festejos en el barrio: “Yo era un hincha más. Llegue a Avenida Corrientes caminando con un par de compañeros, y que la gente empiece a reconocerte, pedirte fotos y llenarte de cariño es algo que no tiene precio”.

Igual que muchos, Previtali acompañó la caravana por Villa Crespo emocionado y caminando entre la multitud. “No sé en cuántos clubes pasa que los jugadores estén mezclados con los hinchas. Yo estoy hace 10 años y no encuentro diferencia entre un hincha y yo. La diferencia es que a mí me toca defender la camiseta, pero el sentido de pertenencia es el mismo. Estoy seguro que junto a mis compañeros vivimos una noche única”, afirmó.

A la hora de encontrar las razones que distinguieron al Bohemio, cerró: “Tuvimos muchas cosas, difícil de subrayar en palabras. El grupo humano fue excelente, pero a veces con eso no alcanza, y creo que la diferencia estuvo en nunca agachar la cabeza y siempre saber que nosotros teníamos con qué lograr el objetivo”.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas