Primera Nacional | ATLANTA

Jugar afuera le sienta bien al Bohemio: segundo triunfo

Atlanta visitó a Almirante Brown y se llevó otro importante triunfo en condición de visitante. Fabricio Pedrozo marcó el único gol de la jornada, y Dramisino salió lesionado.

Publicada: 27/03/2021 22:51:02

Lecturas: 1747

+ Ficha del Partido

Como si fuera una media inglesa, pero al revés, Atlanta acumula victorias resonantes fuera de Villa Crespo aunque no gane como local. Esta vez, la víctima fue Almirante Brown, a quien venció por 1-0 en Isidro Casanova por tercera vez consecutiva. La dinámica del encuentro fue parecida al triunfo ante Chacarita, con el Bohemio golpeando en el primer tiempo, y aguantando con solidez en el complemento.

Almirante había arrancado bien en casa el torneo, y buscaba hilvanar su segunda victoria. Sin embargo, Atlanta salió a disputarle el partido mano a mano en el primer tiempo. El juego era de ida y vuelta, aunque sin mucha profundidad ni chances claras. El local buscaba elaborar con sus mediocampistas y el Bohemio trataba de salir rápido con sus tres hombres de punta y desprendiendo a Riquelme o Dramisino según la banda por la que se atacara.

Y de ese intercambio, el que salió ganando fue la visita, porque tras un buen avance por derecha, Pedrozo filtró la pelota para Colombini, que, dentro del área, devolvió con un taco. De primera, Pedrozo metió el derechazo, que se desvió en el camino y descolocó al arquero, para poner el 1-0. Fue un gran desahogo para el delantero que hacía rato no lograba convertir.

En el cuarto de hora que quedaba de la primera etapa, Almirante trató de encontrar la igualdad con más intención que ideas, y el Bohemio aguantó bien. La más clara fue un mano a mano que Francisco Rago tapó bien, y hubo reclamos por un supuesto penal del arquero al salir a buscar un centro, quien en lugar de conectar la pelota se topó con un rival.

En el complemento, otro fallo arbitral favoreció a Atlanta: Ramiro Fernández, que estaba amonestado, cometió dos faltas en un minuto, pero Pablo Dóvalo lo perdonó. Erviti leyó lo que todo el mundo: el lateral estaba en la cuerda floja, y lo sacó para que ingresara Luque. No obstante, Almirante seguía atacando y al Bohemio le costaba salir. El juez devolvió gentilizas al ignorar la patada en la cara que recibió Rago que también ameritaba roja.

El Bohemio agotó las variantes disponibles al gastar la tercera ventana (en el primer tiempo, entró Ramírez por Dramisino, lesionado) para que ingresaran Perales y Casazza por Pedrozo y Riquelme. Sí, al DT no le tembló en pulso en rearmar el esquema con el ingreso de otro volante central y un defensor. Así, armó un 5-3-2 con Ramírez Casazza y Bolívar en el centro. El reordenamiento defensivo le dio solidez a una defensa que había tenido momentos de zozobra en el comienzo del segundo tiempo.

Atlanta aguantó la última media hora teniendo bastante más la pelota, pero generando poco. Rago apareció cuando más se lo necesitó, luego de que un pifie de Perales dejara mano a mano a Ibáñez en el área chica. Sobre el final, Solari pudo liquidarlo, pero Martínez le adivinó la definición.

El Bohemio terminó defendiendo con solidez y sin sufrir en demasía, para llevarse tres puntos importantísimos de Isidro Casanova. Con 7 puntos, es único escolta de Belgrano, aunque podrá ser superado o igualado por Mitre y Gimnasia de Mendoza, que jugarán el domingo y el lunes, respectivamente.

Atlanta tendrá una semana con bastante alegría y el próximo desafío que tendrá por delante será romper el maleficio que lo aqueja en Villa Crespo, donde lleva más de un año sin ganar. El próximo domingo, en casa, recibirá a San Martín de Tucumán a las 14.30.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas