Primera B | ACASSUSO

La otra faceta de Franco Caballero

El delantero de Acassuso dialogó con Solo Ascenso y aclaró que la música es su principal pasatiempo en esta cuarentena. “Te saca de la realidad”, aseguró.

Publicada: 27/03/2020 21:37:44

Lecturas: 1471

La rutina cambió totalmente para los deportistas, a causa de la cuarentena que obliga a todos los ciudadanos a quedarse en sus casas por el riesgo de contagio. Lejos de los entrenamientos en grupo, del mate que pasa de mano en mano, la actividad ahora se basa en ejercicios en sus propias casas.

“Estamos entrenando diferenciado acá en casa, tratar de pasar el tiempo de la mejor manera. Tengo a mi nene de 3 años que está hecho un petardo (risas), se pone a hacer los ejercicios conmigo. Y además estamos muy unidos con mi señora, que está embarazada y le quedará una semanita”, relató Caballero.

La situación que pasa el país, paraliza también al delantero: “No te voy a negar que tenemos miedo, aunque tenemos fe y mucha onda, somos positivos. Es un tiempo complicado por la cuarentena, porque si a mi señora se le da por tener tenemos que salir disparados a la clínica o sanatorio y nuestro nene no puede estar ahí”.

Además, analizó el momento que pasa el fútbol: “Tenemos una gran incertidumbre, hay varios chicos que se les vence el contrato, como a mí, y no sabemos que va a pasar. En cuanto a los sueldos estamos al día y los dirigentes nos han cumplido con todo lo pactado. Con respecto al campeonato sería una injusticia que se cancele porque veníamos en levantada, agarramos solidez, son cosas que pasan lamentablemente y habrá que adaptarse”.

Fuera del verde césped, Caballero se la rebusca en el tiempo libre con la música, que aprendió desde muy chico con la ayuda de su papá: “Mi viejo tiene una banda que se llama Los Genios, hace 30 años. Él nos enseñó a tocar el teclado de chico a mí y a mis hermanos. Con el más chico, a los cinco años, estábamos tocando en un boliche conocido de San Juan. A veces no nos dejaban pasar y tenía que salir mi papá a decir que nos dejen pasar porque sino la banda no tocaba. Somos cuatro hermanos, dos varones y una mujer, yo soy el del medio y todos cantamos. Además, tocamos el bajo, la batería, güiro, percusión y la guitarra que aprendí a tocarla solo ya que estoy de un lado para el otro y te saca de la realidad”, cerró.


Federico Marín

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas