Primera Nacional | PLATENSE

Yo, puntero

El Calamar le ganó 2-1 a Atlanta en el Ciudad de Vicente López con goles de Susvielles y Rossi. El equipo de Ruiz se subió a lo más alto de la Primera Nacional.

Publicada: 03/12/2019 08:28:06

Lecturas: 6273

+ Ficha del Partido

Era la oportunidad inmejorable que se le presentaba, y como es su costumbre en estos casos, el Marrón no la desaprovechó. El equipo que dirige Fernando Ruiz se trepó al grupo de equipos (por ahora tres) que comanda la zona en el certamen, luego de un triunfo sin discusión frente a uno de los animadores del campeonato como lo es el Bohemio.

El partido comenzó a gran ritmo, donde en el primer cuarto de hora la visita tenía un poco más la pelota pero no generaba situaciones claras. Cumplido este lapso, el dueño de casa avanzó en el terreno, le quitó la pelota a su rival, pero con la diferencia que provocaba situaciones de sumo riesgo.

A los 16 minutos, una escapada de Facundo Curuchet por la derecha, finalizó con un cabezazo de Javier Rossi que salió cerca. Poco después, Curu lo tuvo de zurda en el área chica, pero la tiró por arriba. A esa jugada la siguió otra escapada de Facundo, quien esta vez envió el centro para Joaquín susvielles, quien remató de primera y encontró a un muy seguro Facundo ferrero, quien envió el balón al córner.

El Marrón parecía llenar los formularios del gol, hasta que a los 34', una escapada de contragolpe muy veloz, terminó en el gol de Susvielles, quien definió con mucha clase para el 1-0, más que merecido.

En el entretiempo, Ruiz mandó a la cancha a Cristian Marcial por Juan Infante (estaba amonestado), el ex Fénix se ubicó por la derecha, y Nicolás Morgantini pasó a la izquierda. Iban 5', cuando un córner desde la derecha fue peinado en el primer palo para que aparezca el Bicho Rossi, y así estampar el 2-0 que parecía inclinar la balanza de manera definitiva.

Tres minutos más tarde, Walter Mazzantti remató un furibundo tiro libre que pegó en el travesaño, y en el rebote dio en el cuerpo de Jorge De Olivera, con tanta mala suerte que fue el descuento para el elenco de Villa Cresp. Si bien no reflejaba la realidad, el encuentro estaba 2-1.

A partir de ahí, Tense desarrolló otra virtud, y fue la de enfriar el partido, y lo hizo con mucha astucia, donde crecieron las figuras de Hernán lamberti y Roberto Bochi. Desde el banco, Ruiz mandó a la cancha a Franco Baldasarra por Curuchet, y tiempo después, Tomás Luján ingresó por Susvielles. De no ser por un remate desde afuera de Mazzantti que De Olivera atajó con seguridad, el triunfo parecía no correr peligro más allá de la tensión que se vivía en el estadio.

El final encontró al público local cantando con desahogo, y además festejando el hecho de subirse a la cima (aunque acompañado). Gran final de año para Platense, que se mete de lleno en la discusión de cara a la segunda parte.

Norberto Brotzmann

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas