Primera B | VILLA SAN CARLOS

“Me enloqueció desde el primer minuto”

Lucas Marchán, que decidió ponerle a su hijo el nombre de Genacio, al igual que el estadio del Cele, habló con Solo Ascenso. “Parece que a los Villeros les encantó”, dijo.

Publicada: 04/06/2020 18:08:55

Lecturas: 603

En tiempos de aislamiento debido a la pandemia del coronavirus, las principales noticias suceden fuera del rectángulo de juego. Y para Lucas Marchán fue una semana especial. El lunes pasado nació su hijo Genacio, socio al minuto, con la particularidad de haber elegido un nombre tan emblemático en la vida del Cele.

Al igual que el estadio del Villero, Lucas optó por dicho nombre para el nacimiento de su hijo. “Lo del nombre fue todo un tema hasta las últimas semanas de embarazo. Surgió de casualidad con un gran amigo, porque estaba en los planes el nombre de Genaro pero él nos dijo 'se tiene que llamar Genacio', y qué mejor que los Marchán para ponerle ese nombre. Ahí arrancó a tomar fuerza, pero la verdad es que me enloqueció desde el primer minuto de solo escuchar cómo sonaba”, sostuvo.

Asimismo, en diálogo con Solo Ascenso, Lucas Marchán admitió: “Mi mujer sabe lo que significa Villa San Carlos en mi vida y para mi familia, me conoció así y bueno, le fue gustando y con el correr de los días se convenció. A ella mucho no le gusta el fútbol, pero lo que es referido a la Villa siempre me acompaña”.

“Me sorprendió la repercusión, recibí muchas muestras de cariño tanto de la gente del club debido al nombre emblemático para la institución, parece que a los Villeros les encantó”, completó.

Por su parte, Lucas Marchán también contó sus comienzos relacionados a la institución de Berisso. “Mi acercamiento al club se dio a los seis años cuando empecé a jugar en infantiles, desde esa época hasta los 23 años nunca dejé de jugar, estar en el club, todo el día, todos los días. Mi papá es fanático y mi abuelo siempre estuvo colaborando en la construcción de la sede, por eso con mis hermanos heredamos eso, respiramos San Carlos todo el tiempo”, agregó.

Y recordó: “Me costaba ser jugador de Villa San Carlos porque siempre estuve en el alambre, entonces se me hizo muy complicado el hecho de ser profesional. Los viernes, un día antes de los partidos y cuando jugaba en reserva, cortaba papelitos para ponerlos en la tribuna el sábado a la mañana. Después de jugar en reserva, sin bañarnos, nos íbamos a repartir los papelitos a la popular para el recibimiento de la Primera División”.

Por último, Lucas Marchán brindó impresiones sobre lo que significa San Carlos en su vida. “Es difícil analizar mi paso por el club, porque nunca me fui. Jamás fui un jugador de esos que vienen y después siguen su carrera en otro lado, yo sigo en el alambrado como siempre. De San Carlos se nace porque es como lo viví de chico, y eso voy a transmitirles a mis hijos. La Villa es familia, el barrio, mis recuerdos pasan por la cancha, la sede, y por eso elegí Genacio, me trae recuerdos hermosos”, concluyó.

Leonel Giralda

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas