Primera Nacional | AFA

“Se tomaron las medidas tarde”

Martín Rose se refirió a la vida en Italia y a la concientización sobre la pandemia. “La gente tomó la cuarentena como unas vacaciones y generó esto”, manifestó.

Publicada: 27/03/2020 15:31:59

Lecturas: 1734

Es uno de los tantos casos de futbolistas que deciden emprender un viaje a Europa para continuar con su carrera. Martín Rose, volante surgido de las inferiores de Los Andes, tuvo un paso por el club de Lomas de Zamora y además, entre otros, jugó en Comunicaciones, donde guarda un grato recuerdo.

En exclusiva con Solo Ascenso, el mediocampista detalló los motivos por los cuales decidió seguir su carrera profesional en Italia: “A principios de 2019 llegué a Los Andes, venía de un paso por Israel donde pude hacer una diferencia económica, y en el club estaba (Aníbal) Biggeri. No estábamos bien, y a las dos fechas decidió irse el técnico, eso me jugó en contra. Cuando llegó el nuevo DT, decidió que el cupo que tenía por un jugador lesionado, se lo de a mi compañero ya recuperado porque no había jugadores en esa posición y en la mía sí”.

A partir de esa decisión y con el Mil Rayitas pasando una situación futbolística insostenible, que decantaría en el descenso a la Primera B, Rose aseguró: “Quedé inhabilitado para jugar las últimas fechas, fue una decepción para mí, al club llegué gratis, jugué seis meses gratis firmando cada uno de los recibos en blanco. Así que decidí, después de ello, venirme a Italia para cambiar mi estilo de vida debido a que tengo familia descendente en este país”.

Actualmente juega en el Profavara, un club amateur al que solo puede acceder por no tener el trámite completo de la ciudadanía y donde admite estar cómodo. Por otra parte, no se encuentra exento de lo que es la cuarentena obligatoria en un país como Italia, que ha sufrido de sobremanera el impacto del brote de coronavirus.



“Nos agarró de sorpresa, el gobierno en Italia tomó las medidas tarde y la gente no colaboró. Se arrancó con un aviso que había llegado un virus, pero no lo dieron como una información muy importante, solamente que la gente se quede en su casa, pero se la tomaron como unas vacaciones y generó que el país esté como está. Se cerraron los colegios, universidades y se cancelaron los eventos de concurrencia masiva”, comentó.

Rose se aloja en Sicilia, donde convive con compañeros argentinos, y admite que a pesar de la expansión del brote, en ese lugar no hubo propagación.
“Acá no llegó el coronavirus, debe ser uno de los pocos lugares. Pero la gente está paranoica, es algo muy alocado, está todo el día en sus casas y cumplen a rajatabla lo que dice el gobierno. Nosotros salimos para ir al super cada dos días con barbijos y guantes, se está respetando mucho y eso que no llegó acá”.

Y profundizó sobre la dramática situación que se vive: “Hay un promedio de 700 y 800 personas muertas por día, entre 3000 y 4000 infectados, así que ojalá todo se calme para que pueda volver a la normalidad. Esto va más allá del fútbol, te tenes que quedar en tu casa un mes para vivir 60 años más luego”.

“Me habló con amigos de Comu, Los Andes, mi familia y amigos de la vida. Con todos llegamos a la conclusión que hay que hacer caso, va más allá de un trabajo y la plata, uno tiene seres queridos por los cuales se preocupa y uno le da un mensaje tranquilizador a la familia a la distancia”, cerró.

Federico Marín

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas