Primera Nacional | ATLANTA

Con un golazo de Leo Flores, Atlanta mete presión

El Bohemio superó por 1-0 a Estudiantes de Río Cuarto gracias al tanto de Cemento y quedó prendido. Los de Walter Erviti son los únicos invictos del campeonato.

Publicada: 03/05/2021 19:14:05

Lecturas: 8038

+ Ficha del Partido

Atlanta volvió a hacer un partido sólido, a superar al rival con su juego y a mantener una ventaja escasa con solvencia. Esta vez, el rival fue Estudiantes de Río Cuarto, una piedra en el zapato del Bohemio en el último tiempo. Pero dejando atrás todo fantasma posible, los de Walter Erviti consiguieron golpear en el momento justo y aguantar el encuentro lejos de Rago. ¿La cuenta pendiente? Poder liquidarlo antes para no sufrir.

El equipo cordobés salió a plantearle un partido parejo, no lo esperó, sino que fue a buscarlo. Sin embargo, aunque dominaba la pelota, no encontraba los caminos. Y cuando el Bohemio robaba, generaba más: Colombini tuvo un mano a mano, Solari tiró un buscapié que cruzó toda el área y Ramírez probó con un zurdazo que se fue cerca.

Pero Atlanta mismo fue generándose el peligro en su arco. La cancha no ayudaba, pero un par de desatenciones en la salida le dieron a Estudiantes las opciones más claras, que entre Alan Pérez y Flores se encargaron de desactivar, con un Rago vencido. El club de Río Cuarto sí armó una clara con un centro cruzado, pero Hesar le erró al arco por el segundo palo.

Y a falta de 10 para el final del primer tiempo, el Bohemio dejó de perdonar: Solari desbordó en soledad, tocó atrás para Ramírez quien cedió al medio para la proyección en diagonal de Leo Flores. Cemento pisó el área y sacó un derechazo cruzado que se metió en el ángulo de Olivera. Golazo para romper el partido y llevarse la ventaja al descanso.

En el complemento, Erviti aplicó la receta que tantos buenos resultados le trajo: el ingreso de Valentín Perales por un errático Taborda. Así, reacomodó el esquema a un 3-5-2 que le agregó solidez en la línea de fondo y mayor control del mediocampo. Además, no dejó de atacar: le sobraron opciones para liquidarlo, pero no parecía el día para extender las ventajas.

Mientras Estudiantes no parecía encontrar más alternativas que centros que eran fácilmente desactivados por la defensa, en el otro campo el Bohemio despilfarraba contra tras contra, no por fallar en la definición, sino un paso antes. Así, varios hombres terminaban al borde del área y ninguno hacía trabajar a Olivera. Recién sobre el final, Pedrozo pateó de afuera y el arquero respondió volando con excelencia.

Y aunque tenga que trabajar ese aspecto a futuro, Atlanta fue muy inteligente para cuidar el resultado. En los últimos minutos, manejó la pelota en campo rival, tocando y haciendo mover a un Estudiantes de Río Cuarto que está lejos de ser el poderoso equipo que protagonizó la temporada pasada. Sin sufrir, aunque sin demasiada comodidad en el resultado, el Bohemio volvió a salirse con la suya.

Así las cosas, Villa Crespo se mantiene como el único invicto de la categoría y vuelve a ubicarse a tiro de la cima del torneo, aún compartiendo la segunda posición con Gimnasia de Mendoza y una unidad por debajo de Tigre, ya que todos ganaron arriba. La semana que viene, el puntero quedará libre y el Bohemio tendrá la chance de superarlo cuando visite a Temperley el próximo domingo.

Mariano Perusso

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas