Primera Nacional | TEMPERLEY

Se acabó lo que se daba

Temperley igualó 1-1 con Platense en Turdera y terminó su participación en el actual certamen. Entre fantasmas y cargadas, lo ajeno fue más que un presente todavía muy oscuro.

Publicada: 21/04/2019 10:00:55

Lecturas: 1599

Inevitable reacción la del pueblo celeste. A sapiencias del descenso de Los Andes, el juego ante el Calamar pasó a segundo plano. Si bien nadie puede descartar la importancia de un clásico típico del ascenso, la gran noticia de la jornada pasó por un nuevo integrante en la B Metropolitana. Claro que por Turdera, y luego de un desenlace impensado, si de fútbol tratamos, ganar era la única opción.

Como en estos últimos partidos, nuevamente sin acomodarse y a los 16 minutos de la primera etapa, el mismo Daniel Vega puso el 1-0 para Platense. Tras aprovechar el error, mandamiento inicial de los de Vicente López, el enemigo número uno descargó su ira y otra vez sopa. Por casa, el desconcierto típico, daba pie a barajar y dar de nuevo.



Algo así terminó pasando. Si bien los de Aldirico fueron levantando su proceder, la falta de agresividad se la llevaron a marzo. Con traslado y algo de rotación, no se come. En el medio de todo eso salieron los fuegos de artificio, los fantasmas y las canciones alusivas; nadie pudo mantenerse en pie. Pese a un autocritica poderosa, pese a la bronca y al fastidio, si tu adversario eterno cae, es inevitable no rememorar el momento.

Pero faltando ocho minutos, lo justo fue justo. Otra vez Magnín saltó más alto e igualó el cotejo. Lo loco, en acto seguido, termino dictando que el Gasolero pudo haberlo ganado. Más allá de dos claras al final, el resultado no se movió y fue empate en el Sur del Gran Buenos Aires. Final desde todo ángulo. Ahora resta saber, antes de cualquier descanso, quien sigue y quien se queda afuera. Ampliaremos.



Iñaki Marcó

comentarios

notasrelacionadas

notasanteriores

másleídas